La educacion como instrumento de cambio

... de la pluma una espada.

         En defensa de principios


Sobre el autor
El autor es catedrático asociado en el Departamento de Educación de La Universidad de Puerto Rico en Humacao

LA EDUCACIÓN COMO INSTRUMENTO DE CAMBIO

Dr. Angel Noel Vega
28 de septiembre de 2005


     

Las transformaciones sociales contemporáneas han generado un escenario plagado de dificultades para el bienestar de los pueblos del Planeta. La profundidad y la naturaleza drástica de los cambios causan caos, desequilibrios e incertidumbre. En sociedades de continua transformación sociocultural como la puertorriqueña, estos se reciben y se incorporan, se adoptan, se establecen o se imponen sin que necesariamente ocurra un desarrollo cultural paralelo a los cambios.

Para poder lidiar con los retos que impone el cambio y contrarrestar sus efectos negativos, se necesita el esfuerzo y la energía de todos los componentes de la superestructura ideológica. Sin embargo, la responsabilidad principal en esta empresa ha sido depositada sobre el sistema educativo. En este recae la tarea de desarrollar una agenda transformadora que contribuya a contrarrestar los problemas generados por el cambio y canalizarlo en beneficio social. Una agenda donde se reinterpreten los conceptos de tiempo, espacio, materia, estructura y función a la luz de las nueva realidades científicas.

En las instituciones educativas recae la tarea de producir ciudadanos con los conocimientos, las destrezas y las actitudes necesarias para asimilar los cambios y canalizarlos en beneficio de una sociedad matizada por la globalización de la economía, la explosión del conocimiento y un desarrollo tecnológico altamente sofisticado. Estos factores contribuyen a que los propósitos de la educación cambien radicalmente y se enfoquen hacia procesos que habiliten al estudiante a asimilar nuevas ideas, percibir nuevas estructuras teóricas y prácticas y solucionar problemas poco convencionales.

Ante esta visión revolucionaria de la realidad, surge la necesidad de considerar paradigmas educativos alternos. El concepto del ser humano como un ente pasivo y la visualización de la práctica pedagógica como un proceso "bancario" contribuyen a obstruir la formación de un educando capaz de lidiar efectivamente con un mundo que está en evolución constante.

Una visión educativa que sea capaz de atemperar el educando a la época contemporánea y al ritmo de cambios que se están dando constantemente. Debe estar cimentada en unos fines que conformen una agenda verdaderamente transformadora. Una educación adaptada a los nuevos tiempos debe perseguir unos fines compatibles con el dinamismo que caracteriza a la época y con los nuevos esquemas de pensamiento que conforman la realidad contemporánea.

Después de revisar parte de la literatura producida por una serie de estudiosos del tema, realicé una síntesis en torno a los propósitos que podrían servir de base para el desarrollo de un agenda educativa a "la altura de los tiempos". Estas son:

  • Hacer de la educación un proceso permanente en la vida del ser humano
  • Desarrollar las capacidades intelectuales haciendo énfasis en ampliación de las destrezas del pensamiento lógico y crítico.
  • Fomentar aquellos valores que le permitan al estudiante lidiar de manera efectiva con los cambios y su vez generar tranformaciones en su medio social para mejorar su calidad de vida.
  • Integrar las nuevas formas del conocimiento a la comunidad mediante actividades que propicien la comprensión y aplicación de los efectos de los cambios en los diferentes contextos en que estos ocurren.
  • Reestructurar constantemente los currículos educativos a la luz de las circunstancias presentes y de los cambios por venir.
  • Crear conciencia de que la educación es patrimonio de todos y que por lo tanto existe una responsabilidad por adquirir conocimientos, destrezas y valores que permitan entender, disfrutar y trascender el mundo donde se vive, teniendo así una mejor calidad de vida.
  • Desarrollar estrategias educativas que generen aprendices autónomos capaces de obtener, procesar y construir conocimientos de forma independiente;
  • Desarrollar aquellas destrezas que le permitan al educando comunicarse eficientemente en un mundo de diversidad cultural;
  • Desarrollar destrezas técnicas que le permitan al educando manejar los instrumentos necesarios para acceder, procesar y construir conocimientos.
  • Integrar las disciplinas académicas de manera que el estudiante obtenga un cuadro más abarcador de las realidades complejas que le rodean.
  • Crear conciencia en el educando de como funcionan las estructuras de poder en la sociedad actual y desarrollar las actitudes necesarias para cambiarlas.
En la implantación de las medidas conducentes a los fines señalados, las instituciones educativas se ven precisadas a utilizar todos aquellos recursos cuyo uso haga viable la adaptación del educando a los nuevos tiempos. La tarea de forjar un ciudadano que pueda lidiar con un mundo de transformaciones rápidas y profundas implica una amplia adquisición de conocimientos, actitudes y destrezas compatibles con las realidades emergentes y que le permitan al educando manejar con éxito un ambiente complejo.
     
Regreso a la página anterior