Tomando un curso distinto
Hoy te estoy escribiendo
Dejando un sueño diurno
Y esparcido en el silencio
Siempre quisiste el cielo
Sentirte libre y volar
Cuando sin darte cuenta
Que la luz se iba a apagar
Le sonreiste al vacío
De tu dura despedida

Que dichoso fue el espacio
Donde tu tiempo vió correr
Donde aún sueñan los pájaros
Donde el mangle inunda el ser
De la tierra negra del Botija
Donde la injusticia, el punto, los panas y los alcones del clan
Viven la noche sin fin
en la alegría de la medalla
una maraca fuera de tiempo se escucha
sin nadie que la toque

que oscuridad tan silenciosa
que silencio tan gris
que cielo tan pequeño para acomodarte
junto a los demás que se te adelantaron
Los ya idos te recibirán?
Te guardan un espacito?
Te dejarán apagar la luz?
Te dejarán volar libremente?
Te podrás tirar desde lo alto?
Visitarás los reyes Magos
Te dejarán reciclar?
Te llamarán el Capitán Cielo?

Por: Israel Santana
18 de mayo de 2004,
en un momento difícil de la vida